El primer museo bajo el agua de Europa


En las profundas aguas de la isla de Lanzarote (España), accesible solo a esnorquelistas, buceadores y a la vida marina, el Museo Atlántico reúne más de 300 esculturas del artista británico Jason deCaires Taylor.

Sumergidas a una profundidad de entre 12 y 15 metros en el lecho marino de la bahía Las Coloradas, las enigmáticas figuras humanas harán parte de un arrecife artificial, que servirá como lugar de reproducción para las especies locales.

 

Abrió al público en marzo del 2016, pero solo desde ahora los visitantes pueden ver todo el proyecto terminado.

“La idea era convertirlo en un portal para otro mundo”, dice deCaires Taylor, quien ha hecho instalaciones con esculturas similares para museos submarinos en las Bahamas, México y las Antillas.

Su trabajo, hecho de concreto amigable con el medio ambiente, representa escenas de la vida diaria y busca sensibilizar a la gente sobre los problemas del océano.

Los recorridos diarios para bucear desde varios lugares en Lanzarote comienzan en 46 euros.

Fuente: CNN Español