El secreto para aumentar la fuerza de voluntad en el gym


El miedo suele presentarse como la principal reticencia para atravesar la barrera que impide realizar grandes cambios en la rutina diaria. Para muchos, dar un giro es incómodo, obliga a ser vulnerable y valiente en un contexto de incertidumbre. Sin embargo, el temor al dar un paso hacia un nuevo objetivo, una actividad fuera de lo habitual, no se conviene con un proceso negativo del que se debe salir pronto, sino que puede ser una buena señal de estar transitando el camino correcto.

“Seguir el miedo y conocer cada obstáculo al que se enfrenta es una oportunidad para hacerse más fuerte y verdaderamente abrazar a su poder para crear la vida que se merece”, describe Jonathan Angelilli, atleta, entrenador físico y escritor afincado en Nueva York.

Cuando se da vuelta la página del calendario y el año nuevo comienza, llegan junto con los 365 días en blanco un cierto ajuste de cuentas existenciales. Un nuevo trabajo, dejar de fumar o ser más eficiente en la materia educativa son de los más pretendidos. La reflexión sobre qué próximos pasos en la vida también se trasladan al estado físico.

Si de proyectos trascendentales se trata, la fuerza de voluntad es clave para que los cambios se mantengan en el tiempo. En la honestidad reside la necesidad primordial para revertir la disposición. Las emociones ayudan a generar la unidad coherente que se necesita para alcanzar cualquier objetivo. Olvidar el conocido lema militarizado que predica “sin dolor no hay ganancia”. Divertirse. Conectar los objetivos fit a las cosas de la vida que desean secretamente. Este conglomerado de definiciones constituyó la base experimental que llevó al éxito a Angelilli.

“Usted es su mayor obstáculo y su aliado más valioso en este viaje de auto-empoderamiento. Cuanto más rápido se puede ser honesto con uno mismo, más pronto serás capaz de salir del autoengaño”, quien enumeró los cinco pasos esenciales para evaporar la fuerza de voluntad.

1- Establecer metas que sean realistas

El mayor error que se comete es ser víctima de una mentalidad cuya exigencia permanente es la solución rápida. Tener expectativas poco realistas y luego tener estrellarse de cabeza contra la realidad destruye la motivación. “Usted puede obtener resultados rápidos, o se pueden obtener resultados reales. Elegir uno”, aconseja el especialista.

2- Centrarse en las objetivos del proceso y no en el resultado.

Seguir un entrenamiento perseverantemente, cumpliendo con los días y horarios a rajatabla forma parte de un proceso objetivo. La pérdida de dos kilos o deshacerse de la grasa del vientre consiste en un resultado objetivo. Los resultados tiene dependencia exclusiva del proceso, de cumplir con la rutina diaria. Los errores no son el enemigo; la falta de compromiso es el verdadero problema. “Si usted está comprometido, pero comete errores, podrás aprender y crecer a partir de ellos”.

3- Dividir las metas y medir el progreso

Para realizar un seguimiento del progreso no interesa si se usa papel o una aplicación de móvil. La importancia está en las métricas que se deben continuar: “¿Cuánto me muevo hoy? ¿Fue divertido? ¿Que aprendí? Mientras usted está en movimiento, la diversión, el aprendizaje o la regularidad, cualquier meta es alcanzable”, señaló el atleta.

4- Mantener la regularidad a pesar de los problemas

En la vida hay obstáculos permanentes. No siempre todo está en perfecta alineación. Pueden aparecer enfermedades, dolencias, pasar por diferentes estados de ánimo. Las cuestiones laborales pueden descarrilar los planes. Los momentos malos suceden, pero es fundamental no dejar que una dificultad o enojo pasajero sea consecuencia para no realizar ejercicios durante un mes.

5- Mira hacia atrás antes de mirar hacia adelante

Hacer un balance de lo logrado el año pasado contribuirá a un mejor 2017. Es la fuente para para tomar resoluciones significativas. Angelilli recomienda hacerse tres preguntas: ¿cuáles fueron los cinco mayores éxitos personales en 2016?, ¿cuáles fueron los cinco mayores retos?, ¿hay algún asunto pendiente importante que falta terminar? Mirando hacia atrás se proporciona un contexto, la continuidad y la orientación de los objetivos futuros.