Anteojos


Belleza en Revista Zero.

Armazón grande, marco pequeño, cuadrados, redondos, semiovales: las opciones son miles. Gracias al diseño y a las nuevas tecnologías, los anteojos con graduación se han convertido en un gran accesorio de moda, pero ¿Cómo saber cuál es el ideal para nuestra cara?

Cara redonda: Para darle más definición al rostro, hay que buscar marcos rectangulares o con formas angulosas. También se puede ir con un formato cuadrado pero que tenga curvas naturales. Lo que conviene evitar es el estilo redondo tipo Harry Potter.

Cara con forma de diamante: Para este tipo de facciones (pómulos pronunciados con frente y pera estrechas), los anteojos más favorecedores son los que tienen formas ovaladas, porque compensan el contorno de la cara. En este caso, también va bien el modelo tipo cat eye.

Cara ovalada: el modelo ideal es oversize, con un marco un poco más grande que la cara. Otro formato que también queda muy bien con estas facciones es el clásico aviador (pero en versión graduada, claro). Los marcos que tenés que evitar son los más pequeños o muy finitos.

Cara rectangular: para compensar el espacio que hay entre la frente y la mandíbula, lo más importante es elegir marcos grandes que cubran el alto del rostro. Respecto de la forma, lo mejor es contrastar con monturas curvas, redondeadas u ovaladas.

Cara cuadrada: las monturas redondeadas son ideales. Con marcos de formas suavizadas, todo se trata de crear equilibrio. Otra buena sugerencia son los lentes estilo cat eye.

Resultado de imagen para anteojos mujer

Fuente: Revista Ohlalá