Así empezó la semana de moda de Nueva York


La Semana de la Moda de Nueva York arrancó el pasado viernes 6 de septiembre, llena de colores estridentes y volúmenes, excesivos en las extravagantes pasarelas de Jeremy Scott y Tomo Koizumi, más dosificados en las de Carlos Campos y Vivienne Hu y muy discretos en la de Rag & Bone.

El estadounidense Jeremy Scott hizo de su desfile una fiesta de disfraces futurista, como viene siendo habitual, y mezcló estilos de la cabeza a los pies: pelucas neón de estilo “punk”, estampados animales o de fantasía con palmeras o momias surferas, y acabados brillantes.

 

Con el denominador común del color y el volumen pero un estilo muy diferente se presentó por segunda vez en la “Fashion Week” el japonés Tomo Koizumi, relativamente desconocido en Estados Unidos hasta que sus llamativos diseños de organza se abrieron paso en la exposición anual del Instituto de Moda del Metropolitan Museum.

Por su parte, el hondureño Carlos Campos hizo una propuesta para hombre motivada por los brillantes colores del graffiti de la Nueva York de los años 80 y 90, combinando rosa fucsia, azul intenso o verde turquesa con tonos caqui, negro y blanco en conjuntos entallados.

En cuanto a las prendas, predominaron las camisas, los jerséis anchos con cuello de pico, las chaquetas americanas, los pantalones tejanos y las minifaldas, combinadas con botines en punta o zapatillas deportivas. La “Fashion Week” neoyorquina (NYFW), que este viernes contó también con una presentación de la marca Telfar, continúo ayer sábado con los desfiles de Taoray Wang, Christian Siriano, Brandon Maxwell y Ralph Lauren, entre otros nombres reconocidos del mundo de la moda.

Fuente: Prensa Libre