Cuidar el rostro


Las claves de belleza para evitar el envejecimiento de la piel.

La temperatura, una mayor exposición al aire libre y hasta el frío del aire acondicionado pueden deshidratar la piel y generar reacciones como irritación, enrojecimiento, pico y tirantez, condiciones que “si se sostienen en el tiempo, conducen a su envejecimiento prematuro”, explica la Dra. Cristina Sciales, médica cirujana.

La buena noticia es que es posible incorporar hábitos beneficiosos que nos ayuden a evitar sus efectos:

– Limpieza diaria: el sol, el viento y la contaminación probocan el cierre de los poros. Hay que desmaquillarse bien, preferentemente  con un producto que se adapte al tipo de piel, mediante suaves masajes circulares.

– Temperatura ideal: cuidar de no ducharse con agua demasiado caliente ya que causa deshidratación.

– Tomar agua: ocho vasos al día es lo mínimo que se recomienda para oxigenar y limpiar la piel. El agua mantendrá la piel suave e hidratada y ayuda a eliminar toxinas.

– Alimentación adecuada: hay que comer sano para evitar que la piel se torne grasosa. Dejar afuera dulces, fritos y comida chatarra. Consumir fruta y verdura para hidratar e incorporar vitaminas y minerales es fundamental.

Fuente: Revista Para Ti