Innovación hasta en la soda: del Sifón Drago a la fábrica hogareña ultra tech


Es una de las bebidas más elegidas por los argentinos -unos 40 litros por persona se toman anualmente- y en el país tiene una larga historia. La soda, un producto que evolucionó en el mundo entero desde que los romanos comenzaron a hablar de “aguas efervescentes”, empezó vendiendose en despensas y luego fue llegando a las casas de diversas formas y con distintos formatos. El más popular: el sifón, un producto que en la Argentina se fabrica desde el siglo pasado y hoy se conserva como un objeto vintage por ejemplo, en su versión de malla metálica.

En la historia de la soda, un importante hito lo marcó el recordado Sifón Drago, creado en 1965.

Acaba de llegar al país de la mano de la empresa SodaStream, dedicada al agua con gas que acaba de presentar dos productos de alta tecnología. La versión SodaStream Kit Fizzi con una botella plástica reutilizable; y el SodaStream Kit Crystal, una versión premium, con envase de vidrio. Todos los kits aspiran a la personalización de las bebidas a través de un botón que permite regular la cantidad de gas que se desea.