La tecnología que está salvando a la Muralla China


Cómo buscan reconstruir las partes deterioradas.

Con sus más de 2.000 años de antigüedad, la Gran Muralla se ha convertido en un símbolo por excelencia del poder de China. Pero la “séptima maravilla” del mundo moderno, siempre amenazada por la erosión, está deteriorándose con el paso del tiempo. Muchas de las secciones de sus más 21.000 kilómetros de longitud necesitan ser restauradas urgentemente.

Una moderna tecnología inventada en pleno siglo XXI puede tener la clave para que esta obra maestra de la ingeniería siga en pie por muchos años más. La tecnológica estadounidense Intel y la Fundación China para la Conservación del Patrimonio Cultural han unido sus fuerzas para restaurar la muralla usando drones de última generación.

Los drones son capaces de llegar a zonas inalcanzables por el ser humano. Una vez allí, capturarán más de 10.000 imágenes en tres dimensiones de la estructura de la muralla. La idea es crear un modelo virtual detallado para identificar las partes más perjudicadas que necesitan la restauración de forma más urgente.

Fuente: BBC