Las tendencias en bolsos primavera verano 2020


En un momento en el que la moda está sumida en la incorporación de un consumo responsable, hablar de tendencias, y de tendencias en bolsos en concreto, puede resultar un tanto peliagudo: su propia naturaleza implica cierta caducidad que iría en contra de la atemporalidad que se busca con fruición. Solo que, en realidad, ni las prendas ni los accesorios de primavera-verano 2020 parecen ajustarse a esa máxima: la idea de ese tipo de sostenibilidad ya empieza a calar muy, pero que muy hondo entre las firmas, de modo que o bien los materiales (ahí están los ejemplos de Stella McCartney o Alexander McQueen, por nombrar solo algunos) o bien las propias características formales de silueta y color se encaminan hacia la supervivencia, que ya no depende solo de la temporada. Es decir, que se perfila una nueva manera de entender las tendencias, más alineada con el gusto personal que con los vaivenes (lógicos) derivados de los cambios socioculturales y de consumo, y que implica que por mucho peso visual que pueda atesorar una tendencia, si encaja con el armario y con las máximas estéticas que se profesen, puede ser inmortal. Y estas 11 tendencias en bolsos para el próximo verano tienen muchas posibilidades tanto de seguir ese patrón como de marcar el ritmo de lo masivo en muy pocos meses:

‘Hobo’ XL, de Bottega Veneta

Los detalles de flecos, de Celine

El ‘tote’ personalizado, de Louis Vuitton

El croché, de Alexander McQueen

El cuadrado, de Dior

Las plumas (y el rosa), de Loewe

El acabado cocodrilo con asa grande, de Prada

El ‘baguette’ renovado, de Chanel

El cesto 2.0, de Stella McCartney

El neón, de Valentino

El bolso de mano clásico, de Marc Jacobs

Fuente: Vogue