Microbiomas: llega desde Boston una innovación para mejorar los rindes


El emprendimiento que se erige como la startup de tecnología agrícola más exitosa de la historia, con una recaudación en sus respectivas rondas de capitalización de más de u$s 300 millones, abrió en la Argentina su primera oficina fuera de los Estados Unidos.

Con sede en Boston, la compañía surgida en 2014 y fundada por Geoffrey Von Maltzahn, ya logró la aprobación para comercializar dos productos en el mercado local, que prometen potenciar los rendimientos de cultivos como maíz y soja. De la mano de Carlos Becco, un conocedor de la industria que ya trabajó en grandes compañías del sector como Monsanto o Syngenta, apostará aquí el desarrollo de productos haciendo mayor hincapié en el cultivo de la soja.

La compañía está encarando una etapa de expansión, no sólo en la Argentina sino también en países grandes en producción de cultivos como Brasil, la India o Australia.