Reabre la juguetería más famosa de Nueva York


FAO Schwarz vuelve a la ciudad.

Un reloj de tres pisos que guiña el ojo, un centro de adopción de muñecas o una nave espacial con tripulantes de peluche, forman parte del universo de fantasía de FAO Schwarz. La legendaria juguetería, que cerró su sede de Nueva York hace tres años, volvió para quedarse.

La enorme tienda ocupa 1.850 metros cuadrados a los pies del edificio Rockefeller, uno de los rascacielos más altos de la Gran Manzana . La tienda busca, con demostraciones y espectáculos de teatro, convertir lo que sería una mera visita en una “experiencia”. Esta es una estrategia que, según sus directivos actuales, contribuyó a que se convirtiera en un “destino global” a lo largo de su historia.

De cara a la Navidad, con los primeros copos de nieve y el famoso árbol del Rockefeller Center recién instalado, FAO Schwarz y sus soldaditos de uniforme rojo, insuflan ahora ilusión a un sector marcado por el cierre Toys’R’Us, su antigua propietaria.

Fuente: Clarin.com