Tango femenino


Una tendencia que se está popularizando.

“Baile rioplatense, difundido internacionalmente, de pareja enlazada, forma musical binaria y compás de dos por cuatro”. Así define la Real Academia Española al tango, danza que hoy ingresa (como todo en esta vida) en la deconstrucción feminista.

En una entrevista, Mariana Docampo, fundadora de la milonga Tango Queer y co-directora del Festival Internacional de Tango Queer de Buenos Aires dice: “Nosotros definimos el tango queer como la posibilidad de bailar tango sin que los roles estén fijos al sexo de quien lo baile. Es decir, que puedan bailar dos hombres juntos, dos mujeres juntas, o una mujer y un hombre guiando indistintamente”. Es, además, autora de un libro sobre la historia del tango queer en Argentina, que saldrá muy pronto a la venta.

Si bien admite que hubo avances a la hora de hablar de prejuicios, asegura que aún hay mucho camino por recorrer. “Las cosas hoy cambiaron mucho respecto del momento en que empezamos a bailar tango. Hay muchísima más aceptación de toda la comunidad queer del tango. Nosotros organizamos un festival internacional anualmente desde hace 12 años. Pero se siguen enfrentando algunos prejuicios, todavía hay algunas dificultades para recibir a la comunidad gay en cualquier milonga; hay algunas donde no están permitidas las parejas del mismo sexo o que conduzca una mujer”, sostiene.  “Nosotros en la movida queer, seas un hombre, una mujer, una trans o como quieras definirte, cada unx ocupa el rol que quiere. Sí hay dos roles, pero puede tomarlos indistintamente cualquier persona”, aclara.

Fuente: EntreMujeres