Un sillón al ras del piso


Un objeto estrella de decoración bohemia.

En 1970, Philippe Roche y el pintor y escultor Hans Hopfer conciben un sofá que invita a “vivir a ras del suelo” con elementos en forma de colchoneta: asiento, respaldo recto y esquina. Puede convertirse en sillón, sofá, banqueta, chaise longue, cama supletoria… lo que permite reorganizar al antojo cualquier lugar.

En los años noventa, a modo de revival de aquellas comunas hippies, las fiestas de electrónica al aire libre proliferan. En ellas, nunca faltaba una zona independiente en la que, con una música ya más tranquila, se invitaba a la vuelta a la calma tras la previa tempestad sonora. Había nacido la música chill out, y, de paso, una forma de concebir también el espacio. Curiosamente, en 1990 ese sofá se convierte en el número uno de ventas de Roche Bobois.

Hoy en día, la creación que la marca ha cuidado siempre, ha conseguido traspasar las barreras del tiempo. Así puede presumir, por tanto, de icono. En sus casi 50 años de vida, el versátil Mah Jong también se ha puesto en manos de genios de la moda: Jean Paul Gaultier, Missoni o Kenzo Takada han aportado su peculiar visión de este referente del hippy-chic doméstico.

Fuente: ElPais